Las flores de la Alcachofera, las alcachofas, son una desicia y de sus hojas, se obtiene una multitud de principios activos, ideales para mantener la salud de tu órgano depurador, el hígado.

Originaria de la Cuenca Mediterránea, la planta de la alcachofa es una planta perenne y de gran tamaño, que se ha utilizado desde hace siglos, tanto para consumir sus flores, las alcachofas, como para aprovechar sus hojas. Aunque su consumo es milenario, las virtudes medicinales de esta planta fueron publicadas por primera vez por el médico griego Dioscórides (s.I D.C.), quien la describió como una planta que ayuda a la digestión y abre el apetito.

ALIADA DEL HÍGADO: Esta planta es famosa por poseer principios especialmente útiles para ayudar a cuidar la salud del hígado. El extracto que se obtiene de sus hojas, ejerce una doble ayuda a este respecto, posee sustancias (flavonoides) que protegen el hígado de la acción nociva de los radicales libres y además ayudan a aumentar la producción y secreción de bilis. Estos ácidos o jugos, además de favorecer la digestión, son una de las vías de eliminación de residuos del organismo. Gracias a estas acciones, la alcachofera es una ayuda, ya que al conservar sano uno de nuestros órganos depuradores, favorece el mantenimiento en buen estado del resto del organismo. Nos ayuda a evitar muchos trastornos que se producen cuando nos cuesta eliminar toxinas: dolores de cabeza, mareos, sensación de aturdimiento y pesadez, granitos, exceso de grasa en la piel, mal olor corporal...

También posee principios activos útiles para hacer mejor la digestión. La cinarina, presente en sus hojas, es la responsable de este efecto, actuando sobre el hígado y la vesícula biliar, estimula la producción y secreción en el tubo digestivo de ácidos biliares. Éstos ayudan a que los alimentos se vuelvan más solubles y sea más fácil que los jugos pancreáticos puedan digerirlos. Así se reduce la posibilidad de que se formen gases y de que tengamos mala digestión: pesadez, dolor de estómago o sensación de hinchazón.

Colesterol a raya... Los principios activos de sus hojas son excelentes para reducir los niveles de colesterol y de las lipoproteínas de baja densidad (LDL) en la sangre.

Protege la salud cardiovascular.  La arterosclerosis es uno de los mayores enemigos de la salud de nuestras arterias, y la alcachofera, una de las mejores armas para combatirla. Reduce los niveles de colesterol y de LDL en la sangre y evitan la oxidación de las LDL, lo que supone una gran ayuda para impedir la formación de la placa aterosclerótica.

Resulta especialmente útil en primavera, para ayudar a eliminar las toxinas acumuladas durante el invierno.

La Alcachofa... La flor de la alcachofera, es una de las hortalizas más ricas en magnesio, fósforo y calcio, pero además es una excelente fuente de vitaminas B1 y E, fibra y de ciertos principios activos beneficiosos para nuestro organismo...

  • Cinarina y cinaropicrina: son responsables del sabor amargo de la alcachofa. Tienen acción diurética y ayudan a aumentar la producción de ácidos biliares.
  • Ácido clorogénico: sus propiedades antioxidantes, contrarrestan la acción de los radicales libres.
  • Esteroles: ayudan a reducir la absorción de colesterol en el intestino, debido a la similitud molecular que tiene con él.
  • Cinarósidos: son antiinflamatorios.
  • Ácidos orgánicos (como el málico y el cítrico): que potencian la acciónde la cinarina y del cinarósido.

¿ADELGAZA?

Es utilizada en dietas de control de peso, pero no posee propiedades específicas para quemar grasas, lo que favorece la pérdida de peso es el conjunto de todas sus propiedades. Es ligeramente diurética, por lo que favorece la eliminación de los líquidos, y algunos de sus principios activos, consiguen aumentar el metabolismo y la eliminación de grasas. Además, contiene mucílagos de propiedades laxantes. Todas estas cualidades ejercen un efecto depurativo muy útil en las dietas de adelgazamiento.

FORMA DE TOMARLA:

  • En cápsulas.
  • En extracto.

De venta en farmacias y herboristerías... consulta siempre, antes de tomar nada, aunque sean plantas naturales.

Tenla siempre en cuenta cuando preveas que vas a hacer una comida copiosa o abundante en grasas, y en los días en que no tienes tiempo para comer y abusas de las comidas rápidas.

NO APTA PARA...

  • Personas con obstrucción de los conductos biliares, aunque por sus propiedades coleréticas, se usa para prevenir la formación de cálculos biliares.
  • Alérgicos a la planta de la alcachofa o a plantas de la misma familia.
  • Mujeres embarazadas. Antes de tomarla deben consultar con el médico, ya que no se ha podido determinar si los componentes de la planta pueden causar algún efecto en el feto.
  • Mujeres que estén dando el pecho, ya que los componentes de la alcachofera pueden pasar a la leche y algunos de ellos tienen un sabor amargo que podrían alterar el gusto; además, pueden hacer que disminuya la producción de leche.